Mostrando entradas con la etiqueta opinion. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta opinion. Mostrar todas las entradas

sábado, 11 de abril de 2015

Ediciones de lujo para líderes de opinión.

En varias ocasiones hemos hablado en esta página sobre cómo cada vez son más predecibles las notas a los títulos de turno, sobre todo cuando hay una gran desarrolladora detrás. 
Muchas veces tenemos que consultar páginas menos mayoritarias para tener una crítica sincera del último lanzamiento de turno, o por lo menos una crítica diferente, porque si nos limitamos a las revistas de siempre, casi que podemos adivinar la nota dos meses antes de que hagan el análisis.

La Objetividad por parte de los redactores  se puede perder y de hecho se pierde por varios factores, uno de ellos pueden ser los llamados maletines que vuelan desde la editora hasta la sede de algunos medios para inflar la nota.

Por otro lado, no tiene que ser un motivo económico, por ejemplo, el dar a una determinada revista acceso a información del próximo lanzamiento (aunque si lo pensamos bien esto sigue siendo dinero, ya que las revistas venden información), pagarles viajes a sus sedes, darles conferencias donde se les lava el cerebro sobre las miles de virtudes de su próximo título o el envío de ediciones de lujo a los medios son otras de las técnicas que se utilizan para influir, al menos en estos últimos casos, de forma ética, en los analistas.



Desde luego no puedo estar de acuerdo con el primer ejemplo, donde de forma directa se intenta comprar la nota del juego, pero en cambio no puedo estar en contra de medidas de marketing totalmente legales como de las que hemos hablado anteriormente, ya que en estas últimas no se coarta la libertad del redactor a poner la nota que considere.

Dicho en otras palabras, por mucho que se nos inviten a las sedes de los estudios, se nos manden ediciones de lujo, o se nos de información exclusiva acerca del próximo lanzamiento, siempre tendremos la libertad de pensar lo que queramos y dar la nota que consideremos a su próxima megaproducción. Aunque eso conlleve que la próxima vez no estemos invitados al viaje, o no nos envíen un jamón por navidad.




Por si os habeis preguntado si nosotros hemos sido víctimas de algunas de estas medidas, pues no me queda más remedio que confesar que no, lo que por otra parte conlleva que tenemos una opinión desorbitadamente objetiva, o más bien desorbitadamente subjetiva dónde sólo manda nuestra experiencia con lo que se muestra en pantalla.

Quizás algún día tengamos que hacer grandes esfuerzos para olvidarnos de la última juerga que nos corrimos con Houser de Rockstar en Los Angeles, para poder ser lo más objetivos posibles sobre su lanzamiento, pero no os preocupeis, ese día está todo lo lejos que puedo imaginar.

jueves, 18 de diciembre de 2014

¿Existe el videojuego perfecto?

La mejor campaña de marketing que puede tener un videojuego son las notas de los analistas en los medios de comunicación especializados. Esto es sabido tanto por los medios como por los usuarios, como los responsables de publicitarlo. De ahí que siempre esté la sospecha de la imparcialidad de dichos medios, y de si realmente existe una remuneración económica por parte de las editoras hacia los medios para influir en dichas notas.



 Es cierto que igual esto no siempre pase de forma directa, con maletines de por medio, pero también se pueden utilizar otros métodos para influir en la nota que recibirá el título en cuestión, como por ejemplo invitar a los periodistas a las sedes de los estudios para conocer el juego de forma directa antes de ser lanzado o "donar" de forma altruista declaraciones exclusivas de sus desarrolladores  a la revista de turno , pues son pequeñas acciones que al final van a influir en la nota que se le dará al título en cuestión.

Pero más allá de todo esto , y de como funciona una industria que cada vez genera más y más dinero, nos gustaría centrarnos en la forma de puntuar y la interpretación de las valoraciones.






Mucha gente piensa que se debería eliminar la nota en los análisis, forzando al lector a decidir si comprar el juego o no  en función de las cualidades y deficiencias que se citen en el texto, sin ninguna nota de referencia. Pero esto sería una utopía, ya que la nota hace que la gente pueda ubicar en su cabeza rápidamente la sensación que el juego a transmitido al analista, y podemos hacernos una idea de la calidad de sus apartados sólo con mirar un número o una letra.

Al final las notas van a existir siempre, de eso no hay duda, además hay que tener en cuenta que  el mundo del videjojuego tiene un sistema de interpretación de la puntuación un tanto peculiar, para muchos usuarios (y analistas) un 7 es un suspenso. De aquí para abajo el juego no merece la pena en absoluto, y somos muchos los que en cuanto vemos menos de un 7 ya desechamos el título por completo. Quizás esto tenga que replantearse en algún momento, pero a día de hoy es lo que hay.




También habría que tener en cuenta que en los videojuegos  el conjunto es mucho más que la suma de sus partes. Por lo que juegos que han sido puntuados por notas relativamente bajas pueden resultar siendo una sorpresa para algunos usuarios.Y es que hay que tener en cuenta otros factores totalmente personales y que van en función de cada uno, es decir, si un juego pertenece a un género que te gusta, seguramente sepas valorarlo mucho más de lo que lo hizo su respectivo analista en su momento. 

Por todo ello, nosotros desde Pegi30 recomendamos ser conscientes de la nota que el título está teniendo en los medios, pero también, no dejarse llevar demasiado, y si un título te atrae, hazte con él.




Dentro de esto, existe una corriente de usuarios que piensan que un título nunca debería ser puntuado con un 10 argumentando que" el título perfecto no existe", pero me gustaría centrarme en esta corriente de pensamiento para dar a entender nuestro punto de vista sobre este criterio.

¿Que es ser el juego perfecto?
¿Es el juego que ofrece la mejor calidad técnica y no contiene ningún problema de bugs, lags, y demás palabritas raras?
¿Es el juego que ofrece tantas posibilidades jugables como la vida real?
¿Es el juego que nos ofrece algo totalmente innovador?
¿Es el juego que nos ha marcado de por vida por su historia y por el momento en el que lo jugamos?

Es verdad, el juego perfecto no existe, porque existen varias comprensiones de lo que es y porque para cada usuario será un juego distinto.

Pero lo que está claro es que hay juegos, que aún no tendiendo todo para gustar a todo tipo de usuarios, lo que si tienen es una calidad desbordante en cada uno de sus apartados. Aquellos juegos que  ofrecen mucho más de lo que vienen ofreciendo sus compañeros de generación.




Y es que para que un juego te llene, no tiene por que ser el juego más completo e innovador y mejor técnicamente y con más contenido.Lo que hace falta es que después de haberlo jugado tengas la sensación de que has jugado a algo mucho más que un videojuego ,a algo que quedará grabado en tu cabeza por el resto de los años, a algo que recomendarás encarecidamente a tus amigos, a algo que trasciende el medio para convertirse en una obra de arte.
Un juego que aún con sus imperfecciones, te llega, te hace sentir, una experiencia que recordarás con el paso de los años y que marcará una época.

Un título de 10, no significa que el juego sea perfecto, significa que el juego nos ha llenado tanto, lo que nos ha ofrecido está tan por encima de lo que en un principio esperábamos, tan por encima de la sensación que nos ha dejado el grueso de los títulos en ese momento, que la nota también debe reflejar esa sensación.

Cuando te ponían un 10  en el colegio, no era por que tu respuesta era la más completa del mundo, si no que era perfecta en cuanto a lo que habíais dado en clase hasta ese momento, es decir, en relación a lo que en ese momento se supondría que podrías saber.




Pasa igual con los videojuegos, un 10 no significa la perfección, si no que lo que indica es que es un producto que está por encima del grueso de títulos que están en el mercado.

Por eso en Pegi30 reivíndicamos la utilización del 10 como máxima nota, porque de alguna forma tenemos que indicar que el juego ha sobrepasado nuestras espectativas para con él , que nos ha marcado, que no lo vamos a olvidar, que marcará una época,que será referencia para juegos en el futuro,que no os lo podeis perder.

El número 10 existe para utilizarlo,y utilizarlo precisamente para eso, para poder separar las buenas obras de las inmejorables y las inmejorables de las eternas. Y no os olvideis que también existe para que lo useis vosotros, porque cada uno tenemos nuestro 10.

sábado, 13 de diciembre de 2014

Podemos jugar a Metal Gear Solid.

¿Está el poder mundial en manos de unas pocas personas?¿Estamos los ciudadanos abocados a las decisiones que se toman ajenas a nosotros? ¿Son los bancos los que realmente dominan el mundo?¿Los poderes financieros?¿Quienes dominan realmente el mundo?¿Está la ciudadanía gobernada por unos grupos de gente que se han establecido en el poder desde hace mucho tiempo?


Seguramente muchos de vosotros ya conocereis la obra magna de Hideo Kojima, Metal Gear Solid, títulos en los que se mezclan argumentalmente hechos históricos con personajes fifticios para contarnos varias de las mejores historias jamás narradas en el mundo del videojuego. Pero no es mi intención ahondar, al menos en este artículo, en el argumento y el análisis de dichos títulos y su respectivo argumento.


Mi intención es mostrar un paralelismo entre la historia que se nos narra en estos títulos con respecto al mensaje o el diagnóstico de un partido político que está dando mucho de que hablar aquí en España, Podemos.

Una organización política que se puso en menos de 3 meses de vida en más de 1 millón de votos en las elecciones europeas, y que según las encuestas iguala al Partido Popular y Psoe en intención de voto a día de hoy, a un año de las elecciones generales, algo totalmente impensable en su momento.


Un partido que por primera vez en nuestra democracia ofrece una alternativa seria al Bipartidismo que se había repetido en nuestra política a lo largo de todos estos años.
Un fenómenos del que se reían muchos de los diligentes de las fuerzas políticas que están actualmente en el poder tachándolo de freak, y vaticinando un estrepitoso fracaso a corto plazo, una formación que, decían, no tenía posibilidades de plantear una propuesta seria de cambio en nuestro país.

Pues bien, esta nueva formación tiene un mensaje muy claro que nos obliga, por lo menos a algunos, a hacernos muchas de las mismas preguntas que nos hacía hacernos (valga la redundancia), y que nos sigue haciendo hacer, todas las obras basadas en el uiverso Metal Gear del gurú japonés, Hideo Kojima.


¿Quién está realmente detrás del poder? ¿Por que nunca nadie sabe la verdad?¿Porque es cada vez más grande la brecha entre ricos y pobres?¿Qué es verdad y qué es mentira de todo lo que nos cuentan?¿A quien le interesa que el pueblo siga sumido en la ignorancia?
Podemos remarca en su mensaje su desconformidad total con el bipartidismo, da igual que gobierne PP o Psoe, porque al final dichos partidos se rinden frente a la política financiera que se nos implanta desde Europa y tienen muy poco margen de maniobra a la hora de gobernar nuestro país e incentivar el empleo.


Al final el poder, dicen, está en manos de unos pocos, los bancos y los poderes financieros (¿y quien está detrás de ellos?¿Los patriots?¿Entes desconocidas?)
¿Por qué se siguen haciendo políticas que siguen favoreciendo a los que más tienen mientras que el resto está cada vez más empobrecido? ¿Es el ser humano tan egocéntrico, tan egoista, tan corrupto?

Entiendo que siempre va a existir el secretismo, las conspiraciones, que nunca vamos a saber toda la verdad, o al menos nunca nos la van a decir, pero por lo que no estoy dispuesto a pasar es porque los poderes y el servilismo antes entos poderes hagan que al final sean cada vez más personas las que estén sumidas en la desesperación y la pobredumbre.


Como decía en otro artículo en este mismo Blog, sólo hay una cosa a la que temen todas esas grandes esferas de poder, tanto los bancos, como los partidos,cómo los metal gear, sólo hay una cosa a la que tienen miedo de verdad, y es a nosotros. Porque al final el poder lo tenemos nosotros, y aunque pueda parecer mentira, Podemos cambiar el mundo.

martes, 9 de diciembre de 2014

Final Fantasy VII en Playstation 4, un insulto a nuestra inteligencia.

Todo sucedió en la conferencia de la Playstation Experiencie del pasado fin de semana. Una conferencia que lejos de presentar novedades de peso para la marca nipona, se sostuvo en base al anuncio de multitud de juegos indies y eso sí, presentar alguna demo jugable de alguno de los pesos pesados que ya estaban anunciados para Playstation 4, como puede ser Uncharted 4.


Pues bien, cuando todos estábamos esperando el gran anuncio de la conferencia, el que nos fuera a dejar a todos con la boca abierta, ese anuncio que no había sido filtrado a la prensa con antelación y que causaría un golpe de efecto y algo que diera que hablar en los días posteriores, de repente, aparece en la pantalla gigante el logo de Final Fantasy VII.
Uno de los jrpgs más venerados de la historia de los videojuegos, un juego que quedó marcado en la mente de muchísimos jugadores como una experiencia inolvidable. Juego que fué lanzado allá en 1997 y que desde entonces hemos sido multitud de fans los que hemos venido reclamando un remake del juego, algo parecido con lo que se va a hacer (o ya se ha hecho) con el primer Resident Evil.


Los pocos segundos que duró el logotipo en la pantalla sirvió para acelerar el corazón de multitud de fans, imaginando como sería ese remake, como luciría, que novedades traería consigo, cuando se lanzaría.El batacazo vino justo después, cuando empezó a mostrarse el juego en pantalla y todos nos dimos cuenta de que se trataba exactamente del mismo título lanzado en 1997, sin ningún tipo de mejora en ningún sentido, y el que ya podemos disfrutar en multitud de plataformas, entre ellas en Playstation 3 o PC.


Tardé tiempo en salir de mi shock, no entendía qué era lo que acababa de pasar. Sony acababa de utilizar una conferencia que estaba siendo retransmitida por multitud de medios por todo el mundo para insultar a todos sus usuarios tratándolos como a gente sin ningún tipo de criterio, parecía como si se hubiesen olvidado de que los fans somos gente con una mínima capacidad de razonamiento, con un mínimo de coeficiente intelectual, como un mínimo de mínimos.


Lo peor no fué que Sony jugara con la ilusión de miles de usuarios que veníamos reclamando desde hace tiempo este remake y que convirtiera esa ilusión en decepción y enfado.
Lo peor no fue tampoco que Sony tuviera que utilizar una conferencia mundial para hacer uno de los anuncios que mayor decepción han supuesto en la historia de la industria ( esto es como si se en la televisión pública estuvieran 4 semanas anunciando que van a estrenar una película de Richard Gere y luego la película sea Pretty Woman, cuando ya la han puesto millones de veces en la misma cadena, no tiene sentido).

Lo peor es que el hecho de que Sony se mofase asi de sus usuarios denota la burbuja en la que están metidos, se están creyendo tan todopoderosos con su flamante PlayStation 4, tan por encima de los usuarios, que se piensan que ya da igual lo que anuncien. Es decir nos están tratando a todos como a tontos, y a mi personalmente hay pocas cosas que me molesten más.
Si de verdad quieren lanzar este Final Fantasy VII, sin ningún tipo de mejora, en Playstation 4, no deberían haberlo anunciado en una conferencia mundial, el juego debería haber aparecido sin más, sin ningún tipo de anuncio, para que no jugaran con las ilusiones de millones de usuarios. Este lanzamiento no se merece ser anunciado.



Pero una vez más, queda patente lo que hemos remarcado en varios artículos aquí en Pegi30, la industria parece que está viviendo una segunda edad de oro, edad de oro que está provocando que muchas compañías y editoras se piensen que nos pueden vender cualquier cosa, al precio que sea. Que nos pueden meter un anuncio de un juego de hace casi 20 años, sin ningún tipo de mejora, a ver si cuela, y nos emocionamos, y vamos como tontos a comprarlo sin más.

Yo todavía sigo en estado de Shock después del anuncio, no se en que burbuja está metida Sony para permitir anunciar en una conferencia un juego que supone una decepción para millones de fans de la franquicia, una decepción porque no es lo que tenía que ser, un remake y no un cutre port sin ningún tipo de mejora.
Hay pocos anuncios de juegos que supongan una decepción, unos ilusionan más, otros menos, pero para poder decepcionar con un anuncio te lo tienes que currar, y esta vez Sony, se lo ha currado, difícil hacerlo peor. Enhorabuena.

martes, 25 de noviembre de 2014

Videojuegos: no me vendas lo que no eres.

Es cierto, a los juegos hay que valorarlos por lo que son y no por lo que no son. No podemos juzgar a un juego por no ser lo que no es, por mucho que nosotros esperemos que sea. Digo esto porque hay muchas páginas que a la hora de analizar un juego le echan en cara que éste no ofrezca más posibilidades en un sentido o en otro, o que no sea de tal manera en lugar de ésta otra.


¿Qué quiero decir con todo esto? Pues que por ejemplo, si estamos valorando un juego de acción lineal, no podemos penalizarlo porque sea lineal y no sea de mundo abierto, porque su propuesta es la que es y es con esa propuesta con la que debemos ser críticos, y no dejarnos influir por lo que a  nosotros, o a la gran mayoría de usuarios, nos hubiera gustado.


Hasta aquí todo correcto, y creo que todos estaremos de acuerdo, pero hay que tener en cuenta otro factor, qué es lo que se espera del juego. Cuando el juego llega a nuestras manos ya hemos estado bombardeados por una campaña de marketing que se ha ocupado de ensalzar unas características del juego y no otras. Esto hace que si el título no cumple con lo que nos han vendido de antemano, tenemos todo el derecho del mundo a sentirnos defraudados , y a penalizarlo en nuestra valoración.

Su propuesta seguirá siendo la que es y no otra, pero si ya nos han estado vendiendo otro tipo de propuesta de antemano, y luego el juego no cumple con ella, estamos en nuestro derecho a la hora de echarle en cara al juego aquello que no cumple con respecto a su campaña de publicidad y marketing.
Las grandes editoras tienen el deber de encargar campañas de publicidad y marketing que sean reales, y que  no hagan que el título venda más porque sí, si no que también haya una ética y transparencia en cuento a lo que se comunica y a lo que ofrece el producto.


Porque una campaña de comunicación puede ser muy efectiva a la hora de vender un título, jugando con engaños de diferentes tipos, vale, has conseguido muchas ventas, pero también has conseguido poner al público en tu contra y colocarte en la mente de los consumidores como una marca relacionada con la frustración y la decepción, lo que hará que a su segunda entrega le cueste mucho más vender.

Por otra parte, si un juego pertenece a una saga, y esa saga siempre se ha caracterizado por una serie de características, y de repente, el nuevo título, no las ofrece, una de dos, o se comunica de antemano antes de que el producto salga a las tiendas, o si no, también estaremos en todo nuestro derecho de penalizar al título por no poseer características que sí debería tener al ser las que la gente espera por pertenecer a una saga.


Por ejemplo, si de repente nos llega un Call of Duty y cuando nos disponemos a jugar, nos damos cuenta de que es un juego de sigilo, estamos en todo nuestro derecho de sentirnos decepcionados, ya que lo que todo el mundo espera de un Call of Duty es que sea un juego de disparos, a no ser que haya habido una campaña de comunicación, situando al nuevo Call of Duty como un juego de sigilo y no de disparos.

Creo que todo esto, que puede parecer muy lógico, algunas revistas se olvidan de ello, estamos de acuerdo en que a los juegos hay que valorarlos por lo que son y no por lo que no son, de eso no hay duda, pero hay que tener también en cuenta factores como lo que se espera que sean, y no un se espera por razones subjetivas, si no por factores de marketing.


Las campañas de comunicación tienen una labor fundamental a la hora de situar el producto en la mente del consumidor, con una serie de características y particularidades. Si luego el juego no cumple con lo prometido, tendremos todo el derecho a infravalorarlo y criticarlo, muy a nuestro pesar. Por otro lado si un juego pertenece a una saga consagrada que atesora una serie de características , y el juego no cumple con ellas, y no nos han avisado de que no las cumple, también estaremos en nuestro derecho de  juzgarlo en relación a ello.

Comento todo esto, porque parece que últimamente estamos asistiendo a campañas de marketing del vender por vender, cuanto más mejor. Y creo que no están considerando, que si llegas a vender mucho de un juego que decepciona, vete preparando para invertir en doble en la campaña de tu siguiente juego, porque vas a tener a todo el mundo en contra, y todo esto puede hacer que al final la marca, tanto de la editora, como del estudio, vaya desgastándose.


Cuando se analiza un juego, no sólo se hace sobre el título, si no sobre nuestra experiencia con el título, y en esa experiencia entran nuestras espectativas para con él, espectativas que han sido creadas en función de la campaña de publicidad y la saga ( en el caso de que sea saga) a la que pertenece.

Asi que recomendaría a las editoras que se dejen esa filosofía de la venta por encima de todo, vender aunque sea lo que no se es, vender aunque sea mentira, vender aunque luego vayan a tener a todos los usuarios en contra, porque no se trata tanto de vender por vender, si no de la experiencia que genera el producto que has vendido.

Basta ya de engaños, de tomarnos el pelo, de vendernos la moto, de tratarnos como a niños, creo que no se están dando cuenta de que los usuarios hemos alcanzado nuestra mayoría de edad hace mucho , y tenemos criterio y capacidad de crítica. La industria del videojuego se está creyendo mucho a sí misma, está engordando de poder, cegándose de beneficios, y nos tratan al resto de humanos como a idiotas, casi tanto como lo hace (o intenta hacer) el gobierno de España. Parece que todavía no se han dado cuenta de que el poder, lo tenemos nosotros, y de tontos, no tenemos un pelo.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Juegos sin manual. Pídeme más que te doy menos.

He intentado entenderlo. Comprenderlo. Encontrar argumentos lógicos y racionales del por qué ahora los juegos nos llegan  todos sin manual. Si, ese librito que acompañaba al disco que iba dentro de la cajita del videojuego en cuestión. Quizás alguno de vosotros no lo recordeis, o no lo echeis de menos, pero somos muchos los que reclamamos su presencia.

A nosotros nos parecía  muy funcional, nos hacía tener a mano información sobre el juego, los controles, los menús, incluso muchas veces venían acompañados de ilustraciones muy chulas y detalles sobre la historia y los personajes.No sólo cubría una función puramente práctica, sino que para mucho de nosotros eran elementos casi de coleccionista, algunos de ellos con un diseño artístico admirable. Una vez que abríamos la cajita para jugar, no me imagino a nadie que no lo ojeara aunque sólo fuera por sentirse recompensando tras haber soltado casi 70 euros por el jueguecito en cuestión.





De repente, no sé en qué momento, los juegos empezaron a venir sin manual (me refiero sobre todo a las ediciones estandar) fué algo progresivo, empezó poco a poco. Algunos de los últimos juegos que recuerdo con un manual en condiciones fue Red Dead Redemption, parecía que Rockstar seguía mimando a los usuarios incluso en estos pequeños detalles, política con la que no siguió y fué lamentable ver como GTA venía sin él (también Witcher 2 venía con manual y una edición muy completa y cuidada).

No sé con qué argumento se justifican las editoras a sí mismas para no incluir un manual, he pensado en varios de ellos y ninguno me convence. 

Quizás fuera porque ahora la mayoría de los juegos contienen un un tutorial donde explican muy bien el funcionamiento del mismo, e incluso  hay diferentes menús donde puedes buscar información sobre mapa de controles y demás aspectos, pero esto siempre fué asi, y la información dentro del juego se acompañaba con información fuera del mismo.

O a lo mejor fuera para potenciar las ediciones especiales con más elementos en este sentido, ediciones que no todo el mundo puede permitirse y que parece estar cada vez más en auge. Es decir, pagas lo mismo que antes pero te dan menos, porque ahora hay otras ediciones más caras por las que puedes tener un poquito más pagando mucho más. Podría convencerme, pero prefiero no creérmelo.




Otro motivo podría ser el auge de internet en nuestra sociedad. Ahora estamos a un clik de toda la información que venía en los manuales incluso más, pero esto no elimina el que el comprador pueda sentirse estafado al ver un producto tan poco cuidado ya desde su caja.

También podría ser porque ahora cuesta mucho desarrollar un juego, e incluir un manual con 20 páginas dentro de cada copia pueda llegar a ser caro.Ya que algunos juegos pueden llegar a vender varios millones de copias y si multiplicamos, puede resultar un gasto relevante. Y ahora las compañías prefieran  invertir ese dinero en hacer una campaña de marketing o publicidad más extensa, para así conseguir vender más y rentabilizar costes ( y de paso destriparnos los juegos antes de que lleguen a nuestra mano).

Esta sería la razón que más me encaja, si hay que recortar, vamos a recortar de aquellas cosas que consideremos prescindibles, el manual.




Me parece lógico en ese sentido, pero, las compañías no tiene en cuenta que si nos gastamos 70 euros en un producto queremos que éste venga lo más cuidado posible, porque si no, podemos sentirnos estafados, si empezamos a sentirnos mal nada más abrir la caja, mal vamos.
Nuestra experiencia con el juego no se limita sólo a lo que vemos en pantalla, si no también a lo que vemos fuera de ella.

No sé cual sea la razón o el argumento o la política o la justificación que se dan las editoras a si mismas para no incluir manual. Pero lo que sí se, es que una industria que mueve cada vez más y más dinero, ofrece menos y menos al usuario.Quizá porque ahora la hayamos convertido en una industria omnipotente, egoista y fría, que sólo se mira a si misma. Quiero creer que no, pero cosas como éstas, a veces, me hacen pensar que sí.

lunes, 10 de noviembre de 2014

¡No más Spoilers, por favor!

Me hace gracia. De esas advertencias de "cuidado spolier", que se dan en algunos artículos de opinión o análisis de determinados videojuegos, o en algunos foros.

Parece que, en determinados artículos, se tomaran muy en serio eso de no querer revelar al lector determinados aspectos de la historia del juego, pero luego, te pones a leer el análisis, y las primeras páginas las dedican a la historia , a los personajes, a los escenarios, a las motivaciones, y nadie te advierte sobre ello.


Es más, ahora en la mayoría de análisis parece que con la "finalidad" de ubicar al jugador, ya poco menos que te cuentan el juego, o por lo menos las directrices de éste en cuanto a historia y argumento.

Y a un servidor, como a tantos otros, no nos gustan que nos destripen el juego en los 5 primeros párrafos del análisis de turno. Incluso en algunos casos en lugar de 5 párrafos se trata de 2 páginas enteras.

No sé hasta que punto las grandes páginas no entienden que los análisis los suele leer la gente antes de comprar el videojuego, y no después. Esto no es como los anuncios de coches, que primero te compras el coche y luego te gusta ver el anuncio en la tv. No. Aquí la lectura se produce antes de la compra del producto.


Y aún así siguen empeñados en contar, contar y contar. De tal forma que cuando llega el juego ya lo tenemos tan prejuzgado que no nos apetece comprarlo. Tenemos tan claro lo que podemos esperar de él a todos los niveles que no hay ningún hueco para la sorpresa.

Ya sabemos lo grande que va a ser el mapa, sabemos cuales son los personajes principales, conocemos nuestra finalidad en el juego, conocemos la historia, los escenarios donde se desarrolla, si tenemos vehículos o monturas a nuestra disposición, incluso en muchos casos nos advierten en que momentos de la historia podemos esperar giros argumentales.

De verdad, ¿Tan difícil es hacer un análisis, un avance, o un artículo sin contarme el juego de cabo a rabo?

Nostros en Pegi 30 intentamos contaros lo menos posible en cuanto a historia y demás apartados que creemos deben ser descubiertos siempre por el usuario en primera persona.

sábado, 8 de noviembre de 2014

Cansados de objetividad en la crítica a Videojuegos.

Estamos cansados, muy cansados, de opiniones sobre videojuegos objetivas hasta el aburrimiento.
Parece que las páginas oficiales de análisis y noticias tienen tanto miedo de perjudicar a la compañia de turno, a la marca, a la editora, al estudio o al propio juego, que nos venden sus análisis como el súmmum de la objetividad. Convirtiéndose así en artículo aburridos, que dejan al lector con indiferencia absoluta ante el título, y que no resuelven la duda, lo que hacen en todo caso es crear más.




Cuando uno juega a un título, éste, le crea sensaciones, que van más allá de la calidad de sus apartados por separado. En los juegos, el todo es mucho más que la suma de sus partes, y hay que tener en cuenta muchos factores externos, como el momento en que se ha lanzado, hacia dónde va la industria, o simplemente el impacto en el usuario.

Por eso mismo muchos juegos como Deadly Premonition han pasado con más pena que gloria. No se trata de analizar el conjunto por separado, se trata de intentar transmitir las sensaciones que nos provoca.
Si quitamos esas sensaciones, un juego pasa de ser una experiencia a ser un conjunto de pixeles y sonidos.




En Pegi30 consideramos que las sensaciones que tenemos a lo largo de la aventura están por encima de todo lo demás, y muchas veces estas sensaciones van totalmente contrapuestas a la calidad técnica del juego.Otras veces no.Pero siempre son parte esencial de la experiencia.

Parece que tanta objetividad nos impide dejarnos llevar y tenemos que ser frios y calculadores a la hora de analizar. Pues lo siento señores, pero si por algo nos gusta jugar es porque nos crea sentimientos, y considero que estos deben de estar incluídos en el análisis, es más, no concebimos forma humana de que no lo estén.

Asi que en Pegi 30, os prometemos ser lo más subjetivos posibles, prometemos dejar constancia de si el título nos ha gustado o no,si nos ha hecho sentir algo, si nos hemos emocionado, si nos hemos aburrido, si lo hemos detestado, si no lo hemos entendido, por mucho que eso pueda perjudicar a la compañía de turno.



Porque al final, habrá tantas valoraciones como personas, y nosotros no somos más que nadie, pero tampoco menos. Al final siempre habrá que no esté de acuerdo, quien tenga otro punto de vista, o quien simplemente intente autoengañarse.En Pegi 30 queremos dejar claro nuestro punto de vista, nuestra experiencia, nuestro parecer, que muchas veces coincidirá más o menos con el vuestro.

Pero ante todo inténtaremos reflejaros lo que nos ha transmitido a nosotros y sólo a nosotros. Sin intentar esa objetividad aburrida de la que presumen las grandes revistas, que al final uno se lee el análisis y se queda igual que estaba. En Pegi 30 intentaremos que esto no suceda siendo lo más sinceros, transparentes, cristalinos y subjetivos que podamos, porque al final no podemos dejar de ser humanos.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Criterios para elegir un buen Videojuego

Se acercan las navidades, y como todos los años por estas fechas la cantidad de grandes lanzamientos es abrumadora. Teniendo en cuenta al precio que hoy en día se venden los juegos de lanzamiento somos muchos los que tenemos que elegir entre un juego u otro.

Muchas veces aunque tengamos las ideas claras, hay ruido, mucho ruido, las campañas de marketing y publicidad  nos hacen desviarnos del juego que teníamos pensado comprar y fijarnos en otros lanzamientos.La cantidad de noticias, análisis, avances, videos, a la que nos exponen todas las páginas de información, más que aclararnos lo que hace es confundirnos.

 Y a veces se convierte en tarea difícil tener las ideas claras con respecto a elegir el título que se vendrá a casa con nosotros, o que descargaremos.

En este artículo voy a dejar una serie de pistas para saber elegir, para acertar en el título o los títulos que queremos y no sentirnos engañados o decepcionados tras comprar algo que no era exactamente lo que buscábamos.

1. Piensa en ti mismo.¿ Qué es lo que te apetece jugar?.Puede ser que acabes de terminar un gran juego de rol super denso y te apetezca más cambiar de género. O por otra parte igual te acabas de acabar el primer título de una trilogía y te mueres por su segunda parte. Asi que piensa qué es lo que realmente te apetece jugar en ese momento.Ten en cuenta que no siempre nos gusta jugar a lo mismo, o estamos cansados de ciertas mecánicas, por lo que es bueno cambiar y alternar.

2. No te dejes influenciar por amigos, revistas o dependientes. Muchas veces otras personas nos da consejos al respecto, con la mejor intención, pero no son ellos si no nosotros los que sabemos realmente si nos apatece jugar un tipo de juego u otro.

3. Piensa en la cantidad de géneros que hay y decídete por uno. Shooter, primera persona, tercera, mundo amierto, lineales, miedo, sigilo, acción, humor, exploración.Al final todos tenemos una preferencia por unos u otros. A mi personalmente me gustan los juegos de sigilo, terror y rol. Tú seguro que también tienes las tuyas.



4.No hagas mucho caso a los análisis de turno, si tienes claro que te llama poderosamente la atención un juego, no te dejes influenciar por nadie y cómpralo. Lee lo menos posible sobre él (esto es tirar piedaras sobre mi propio tejado, al ser esta una página de opinión y análisis) y asi llegaras virgen a éste. Al final es tu opinión la más importante.

5.No compres un juego para agradar al amigo de turno que también lo tiene y quiere jugar con compañeros al multijugador. Ten criterio.

6. No hagas mucho caso de las ofertas. Más vale tener el juego que deseamos que 3 juegos que no nos llaman la atención. Es fácil ir a la tienda y ver juegos de oferta que nos llaman la atención  por el precio, pero al final  lo que de verdad te satisfacerá será comprar el juego que tienes en mente, aunque sea un poco más caro, o no esté de oferta en ese momento. Hay que tener cuidado también con las ofertas de las tiendas digitales, tener en cuenta que estos juegos los comprais y nunca podreis venderlos o cambiarlos por otros.

7. Marca preferencias. Qué es lo que más te gusta de los juegos: su historia, su jugabilidad, su ambientación... No existe el juego perfecto asi que tienes que conocer cuales son tus preferencias.
Yo te puedo recomendar mucho un Metal Gear, pero si a ti lo que te apetece es jugar a un shooter, por muy bueno que sea el juego que yo te recomiendo, al final vas a ser más feliz con tu elección y no con mi recomendación.
Asi que una vez que sabes lo que te gusta, busca juegos que tengan esos valores y no otros, que no te vendan la moto.



8.Intenta empaparte lo menos posible de él antes de su compra. Déjate de buscar cosas por internet y seguir aumentando tu Hype de una forma desorbitada. Si tienes claro que lo vas a comprar, vete a la tienda y hazlo. Será la mejor forma de que puedas valorarlo y disfrutarlo de forma subjetiva, es decir, personal, la tuya, y al final esa es la opinión que más cuenta.
(Considero que es bueno tener cierta información, pero un exceso de ésta puede ser desconcertante y puede hacerte dudar.)

Bueno espero haberos ayudado, y sobre todo espero que tengais suerte, a veces acertamos de lleno y a veces nos equivocamos, pero si seguís estos puntos, os aseguro que el margen de error es mínimo. Al final se trata de conocerse a uno mismo y no dejarse influenciar, como la vida misma.

Traducir un juego no cuesta nada.¡ Que no os tomen el pelo!

Me encantan los JRPGS. Y estoy cansado, muy cansado, de tener que perderme títulos porque no llegan a nuestro país traducidos. Y digo traducidos y sólo traducidos, no hablo de doblaje, si no de textos.

Y es que es lamentable que con lo que cuesta producir un juego a día de hoy, lo que cuesta la camapaña de marketing (por básica que sea), lo que cuesta testearlo,  la realización de cinemáticas, el diseño de escenarios, el doblaje incluso pero una simple traducción no supone ni un 1% del presupuesto global del juego.



Me parece una DEJADEZ, por parte de las editoras no traducir el juego a cuantos más idiomas mejor y una Estupidez, ya que se están perdiendo mercado por una inversión que deja de ser relevante para pasar a ser ridícula.

Y que no os lo intenten vender como un problema de espacio, me creo que antes con los cartuchos pudiera pasar como excusa, pero para que os hagais una idea, una traducción puede ocupar lo mismo que 10 imágenes, o 10 fotos que tengais en el móvil. Es risible.

Parece que los JRPGS ya no venden lo que vendían antaño en occidente, y ellos, los editores y las compañías, en lugar de hacer todo el esfuerzo posible por intentar reflotar este género, lo que hacen es ponérnoslo más difícil aún.


No pienso hacer el esfuerzo de tener que estar entendiendo el juego en inglés, porque juego para disfrutar y no para estas trabajando mentalmente. Y más los Jrpgs, que tienen una cantidad de diálogos encomiable y la historia tiene un peso relevante dentro del juego.

Ya está bien señores, ya está bien, o nos ponemos en nuestro sitio y empezamos a reivindicar aquellos aspectos que consideramos justos cuando compramos un producto, o seremos tratados como el pito del sereno.



O empezamos a tener una conducta conforme a nuestro pensamiento, o al final serán los demás los que piensen que no tenemos pensamiento

Con esto quiero decir que yo por mi parte no pienso comprar ni un juego que no esté traducido, porque al final, lo que estoy haciendo comprando este tipo de productos, es llamarme a mí mismo gilipollas. Y que los demás te intenten tomar el pelo tiene justificación, pero tomártelo tu mismo de forma consciente, eso tiene otro nombre.

Me parece lamentable que a día de hoy todavía estemos con esto, este problema no debería de existir y este artículo tampoco.

viernes, 31 de octubre de 2014

Sí, soy gamer ¿Pasa algo?

Estoy cansado de tener que disculparme por ser gamer, jugador o porque simplemente me gusten eso que está llamado a ser el noveno arte: los videojuegos.

Parece que tengamos que llevar nuestra afición oculta, como si pertenecierámos a una secta satánica, seamos votantes de Podemos, o nos guste el Hormiguero.




Parece que ser gamer no está bien visto en según que sectores, que edades o que circunstancias. Si conocemos a una chica y de repente le confesamos que somos apasionados de esto, empieza a mirarnos de una forma rara, como si le hubiéramos descubierto una parte freak de nosotros mismos y eso nos bajase nuestra virilidad o en el caso de las chicas su feminidad.

Parece que nos baja el estatus social, incluso personal , y nos convierte en gente de mentes infantiles con una infancia problemática, gente que no sabemos enfrentar nuestros problemas y nos escapamos a mundos de fantasía.




Pues ya está bien, porque ser gamer no siginifica estar encerrado en tu habitación de forma constante, no significa no tener vida social, no significa que no sepamos apreciar otras formas de arte como la pintura, la música o la literatura.

Ser gamer no tiene nada que ver con ser un antisocial, un reprimido, o un adulto con una mente de niño. No tiene nada que ver con estar constantemente metido en internet y opinando en foros sobre el último lanzamiento de turno.No tiene nada que ver con tener granos en la cara, ser gordo, calvo o feo.

No tiene nada que ver con la idea que teneis de lo que es, y es más, si fuera todo eso ¿Habría algún problema?

Mucha gente parece no darse cuenta de que el mundo de los juegos es tan amplio como el de la literatura, y no es lo mismo leer a Milan Kundera que la biografía de Belén Esteban.Igual que no es lo mismo jugar a Metal Gear o a Call Of Duty, y no quiero decir con esto que no se pueda jugar a ambos juegos y saber apreciarlos. 

Joaquín Sabina decía que le gustaba ver lo que vomitaba (refiréndose a la telebasura), pues a mi también me gusta jugar de vez en cuando lo que vomito.

Ser gamer significa ser sensible, tener la capacidad de imaginar, de  emocionarte, de sentir, de meterte en la piel de personajes. Significa saber disfrutar, aprender a ser feliz, significa valorar, compartir y reir. Significa soñar despierto, apreciar la literatura, el arte, el cine y la música. Significa disfrutar de tus ratos de ocio, saber valorar el trabajo de otros, significa tener ansias de aprender, de vivir, de imaginar, de jugar.


Ser gamer significa todo eso y no significa nada, porque al final no nos diferenciamos tanto del resto del mundo. No estamos ni por encima ni por debajo, pero simplemente nos gustaría que nos dejasen ser y se dejasen de etiquetas.

Asi que nosotros por nuestra parte ya hemos empezado a ser y nos da igual si nos dejais o no.

En Pegi30 cabe todo el mundo: los ejecutivos gamers, los freaks gamers, los abuelos gamers, los padres gamers, los hijos gamers, los de Podemos gamers,los de derechas gamers, los del Atleti gamers, los del Madrid,  los músicos gamers, lo soñadores gamers, los feos, los guapos, los gordos, los gays, y por supuesto las chicas gamers. ¡Cuanta falta hacen más chicas gamers!

Desde Pegi 30... for those about the game... we salute you.



For those about to...

                                     

lunes, 27 de octubre de 2014

DriveClub. Sony derrapa y se la pega.

Iba a ser un juego de lanzamiento de Playstation 4. Nos encandiló a todos con su apartado gráfico. Era uno de los buques insignias de la consola de Sony para esta generación.
Un juego de carreras de coches exclusivo que se situaba a medio camino entre la simulación y el arcade.




Después del E3 de 2013 se anunciaba su retraso, había que perfilar, mejorar, evolucionar, la propuesta para poder presentar el juego y ofrecernos un título a la altura de las espectativas.

No sólo eso, iba a ser un juego con un alto componente online, donde podíamos crear nuestros clubes con nuestros amigos y competir con otros jugadores a través de todo el gran escenario del que hacía gala. Nos lo venden como una revolución (otro caso parecido al de Destiny).
Una experiencia que se asemeja bastante a lo visto en la competencia: Forza Horizon.


Incluso alardeaban de ofrecer una versión con recortes pero gratuita para todos los usuarios de Playstation Plus.

Un año después de lo que estaba previsto llega DriveClub a las tiendas.Las primeras reviews lo tildan de juego notable, pero lejos de la revolución que se esperaba. Aunque aquí el premio gordo se lo lleva que desde el  primer día del lanzamiento es imposible jugar online, y aún a día de hoy, un mes después, sigue igual

No sólo eso, desaparece la versión gratuita con la excusa de estár arreglando,  e intentando enmendar el tremendo fracaso del lanzamiento del juego, haciendo que los usuarios que se habían inscrito al servicio plus de playstation plus para probar el juego, se queden con el tiket y sin entrada.



Al mismo  tiempo Microsoft lanza Forza Horizon 2, con mejores críticas que el título de Sony. Mucho más estable, y funcionando a las mil maravillas. Ofreciendo una experiencia muy por encima de lo que ofrece su esperadísimo DriveClub.

No sé que está pensando Sony. A veces nuestras mayores virtudes se convierten en nuestros mayores problemas.
La compañía nipona había empezado muy bien la generación con su política y estrategias para/con Playstation 4. Pero si se creen que lo tienen todo ganado y que da igual lo que hagan, lo llevan crudo. No hay nada peor que un exceso de prepotencia.

Si Sony quiere empezar a perder mercado frente a la competencia no hay nada mejor que empezar a ofrecer títulos como este DriveClub, con fallos tan graves que lo hacen injugable. 



Ya está bien de  que nos vendan títulos sin terminar, eso de lanzar un juego con errores garrafales e irlo arreglando a través de actualizaciones  posteriores a su lanzamiento es una política que debería estar erradicada.

Al final lo que dan ganas de hacer es esperarte un año del lanzamiento del juego, para poder comprarte la versión Goty, con todos los dlcs todas las actualizaciones y comprar un producto acabado,  y encima a mitad de precio.

Si todos optáramos por ésta política haríamos mucho daño a la industria. Pero parece que en el mercado del videojuego da igual lo que hagas que vas a seguir vendiendo. Hasta que la burbuja explote. Como la inmobiliaria.

Si Sony sigue asi, creyéndose el rey, creo que va a tardar poco tiempo en convertirse en lacayo.